Tendencias
Los festivales de cine y música se unen a las demandas de igualdad: espacios libres de violencias y sexismo

Los Feroz, los Goya, San Remo o próximamente los Oscar, se convierten en espacios donde las mujeres reivindican mayor seguridad y lugares libres de violencias machistas.

Los Premios Feroz ponen de manifiesto la violencia sexual en el
colectivo LGTBIQ+

La actriz y artista Jedet, icono feminista y del colectivo LGTBIQ+ denunció una agresión sexual por parte del productor cinematográfico Javier Pérez Santana en la fiesta posterior a la gala de los Premios Feroz, organizada por la Asociación de Informadores Cinematográficos de España de forma anual. Un delito por el que fue detenido. No fue el único incidente, pues otro invitado a la gala presentó una segunda denuncia por agresión hacia otro asistente. Tras los hechos, las redes
sociales se volcaron con la actriz reclamando más espacios seguros y libres de violencias machistas.

Los Goya toman nota tras lo sucedido en los Feroz

Debido a lo acontecido en los Premios Feroz, y por la proximidad en el tiempo con la que se celebraría la Noche del Cine Español, los Premios Goya, la organización puso el foco en el reclamo de espacios seguros para las asistentes. La 37 edición de los Premios, celebrada en Sevilla, contó con un protocolo con formación específica en violencia machista, un equipo presente durante toda la noche y varios espacios para atender a las víctimas.

“Este protocolo actuará de inmediato si se produjera alguna situación en la que la libertad personal y la expresión libre y consensuada se vea comprometida o directamente atacada”, señaló la Academia del Cine en un comunicado previo a la gala. A pesar de todo, algunas de las actrices más reconocidas del panorama nacional sufrieron acoso e insultos patriarcales, que demuestran que queda mucho por hacer para acabar con la violencia.

Berta Vázquez, Sara Sálamo o María León sufren los estragos del patriarcado

“¿Ha engordado mucho o es mi impresión?”, es uno de los comentarios gordófobos y machistas que tuvo que soportar la actriz Berta Vázquez, conocida por su papel en la serie Vis a Vis o su participación en la película Palmeras en la nieve. “Las grandes mentes discuten sobre ideas, las mentes estándar discuten sobre sucesos y las mentes pequeñas critican a los demás”, se defendía la actriz tras el ataque.

Sara Sálamo, que acudía a la gala a cara lavada para reivindicar naturalidad, -puesto que el maquillaje debería ser un accesorio y no una obligación para las mujeres-, también era el foco de todas las críticas. Así mismo, María León tuvo que soportar desprecios e insultos misóginos, por la forma que parecían tener sus pechos para algunos internautas.

Chiara Ferragni marca un antes y un después en el Festival de San Remo

El Festival de San Remo es una de las citas más importantes de la música en Italia. Chiara Ferragni, una de las influencers y empresarias más importantes
internacionalmente y ampliamente reconocida en el mundo de la moda, ha hecho historia con vestidos y discursos feministas en su debut como presentadora de la Edición 73 del Festival.

Estos vestidos, con mensaje para la defensa de los derechos de la mujer, han sido creados por la directora creativa de Dior, Maria Grazia Chiuri, primera mujer al frente de la firma de lujo francesa. El vestido “sin vergüenza” nos enseña que la desnudez no autoriza justificar ningún tipo de violencia sexual. El vestido “contra el odio” es un lienzo contra el hate recibidos a diario sin consecuencias en redes sociales. El “manifiesto” reivindica la libertad de la mujer en todos los ámbitos de su vida, pensate libera, piensa libremente. Y el vestido “jaula” que refleja el fin del encorsetamiento que los estereotipos de género ejercen sobre las mujeres.

El azul fue protagonista para los otros cuatro vestidos que llevó Ferragni para representar la maternidad, tema por el cual muchas mujeres son juzgadas, y representa la conocida como “sagrada maternidad”. En ella el pecho es una armadura de oro y distintos detalles como un collar con forma de útero reclaman, según la italiana, que las mujeres no seamos: “consideradas solo como aparatos reproductivos”.

Marie Kondo también es de carne y hueso: La maternidad cambia su método

Y hablando de madres y maternidad, Marie Kondo, la gurú del orden cuyo método se hizo reconocido en el mundo entero, ha admitido recientemente que sus prioridades han cambiado tras la llegada de su tercer hijo. “Mi casa está desordenada”, asegura en una entrevista. “El método Kurashi: cómo organizar tu espacio para crear tu estilo de vida ideal” es el título de su nuevo libro, y es que la felicidad se ha convertido en la nueva máxima a seguir para ella.

“Hasta ahora, era una limpiadora profesional y hacía todo lo posible para mantener mi casa ordenada en todo momento. Me he dado por vencida en ese aspecto. Ahora lo importante para mí es disfrutar del tiempo con mis hijos en casa”. La presión por el estricto orden y la limpieza en el hogar eran, cuanto menos, incoherentes y la exigencia de que las mujeres se ocupen de lo doméstico: una opresión patriarcal. Al fin y al cabo, se impone la cordura y, por ende, todas ganamos.