Salud

Un estudio confirma daños sustanciales en el cerebro de las mujeres que han sufrido violencia machista

Las mujeres que han sufrido violencia de género presentan daños sustanciales por patología vascular y en la materia blanca del cerebro. Incluso llegan a tener morbilidad asociada, como enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. Así lo confirma un estudio publicado en la revista Acta Neuropathologica, que ha examinado los cerebros de 84 mujeres que han sufrido violencia machista.

Al inicio, la investigación se enfocó en 14 cerebros de mujeres supervivientes de violencia machista, que se examinaron con técnicas de patología y de imágenes cerebrales de última generación. Estos estudios concluyeron que todos tenían evidencia de lesión cerebral traumática. Los hallazgos de esta serie se aplicaron luego a 70 casos de archivos de violencia machista identificados en archivos de los servicios forenses de la provincia de Manitoba y de la principal colaboración CONNECTTBI.

La investigación contó con colaboradores de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) y la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) y ha sido dirigida por un equipo del Centro de Investigación de Lesiones Cerebrales de Mount Sinai y la Oficina del Médico Forense Jefe de la ciudad de Nueva York (Estados Unidos). Los y las investigadoras mencionan que estos hallazgos ponen en evidencia la necesidad urgente de tener en cuenta el alcance de la patología, que podría estar teniendo consecuencias en las lesiones cerebrales relacionadas con la violencia machista, como las comorbilidades médicas y psiquiátricas que contribuyen a la salud del cerebro.

«A pesar de la prevalencia de la violencia de pareja asociada a traumatismos cerebrales lesiones, se ha prestado muy poca atención a sus consecuencias para toda la vida. Este estudio comienza a abordar esta brecha de investigación y refuerza la necesidad de trabajar más en este tema de alta prioridad», afirma el profesor Willie Stewart, neuropatólogo consultor, profesor honorario de la Universidad de Glasgow y coautor del estudio.

Las mujeres que han sufrido violencia de género presentan daños sustanciales por patología vascular y en la materia blanca del cerebro.