Las palabras importan

Ahora todo es feminista: purple washing

Autor

Las palabras importan porque construyen pensamiento, ideas y formas de ser y estar en el mundo, por lo que es imprescindible utilizarlas adecuadamente desde la toma de conciencia de su significado y, a veces también de su historia. Hoy queremos hablar sobre el concepto purple washing.

El término purple washing es un préstamo anglosajón compuesto por las palabras purple que significa ‘morado, púrpura’ y washing que significa ‘lavado’. Por tanto, el significado literal sería ‘lavado morado’ y según la escritora y activista Brigitte Vasallo se refiere al
proceso de instrumentalización del feminismo y de las luchas feministas.

A día de hoy, es frecuente escuchar que el feminismo está de moda. Las empresas e instituciones han visto en las luchas feministas una estrategia de marketing sólida, porque claro, acercarse a la mitad de la población sale muy rentable desde una mirada capitalista.

Desde hace unos años, cada mes de marzo, vemos logos morados y mensajes de lucha que salen hasta de las bocas más conservadoras. Las mismas empresas que explotan a sus trabajadoras proclaman a los cuatro vientos su compromiso con los derechos de las mujeres. Los mismos partidos políticos que limitan las políticas públicas feministas insisten en la necesidad de desarrollar otras nuevas.

Ahora todo es feminista. Hasta Pornhub, la mayor plataforma de pornografía del mundo se tiñó de color morado y convirtió su “o” en el símbolo de Venus, demostrando que la ética no es su punto fuerte, pero alimentando las ideas neoliberales de su contribución a la liberación sexual de las mujeres.

Cuando la escritora y feminista nigeriana Chimamanda Ngozi escribió que “todos deberíamos ser feministas” estoy segura de que no se refería a esto. El purple washing es un peligro sino existe una conciencia y un pensamiento crítico de base, porque el problema de considerar que todo es feminista es que nada acabe siéndolo.

El feminismo no es solamente una cuestión emocional de la que aprovecharse con ánimo de lucro. El feminismo es una teoría y una práctica política, es una forma de ver y transformar el mundo, es una conciencia de lucha que se ejecuta los 365 días del año