Autor

Un aperol spritz histórico-feminista

Cualquiera que revise la historia verá que la figura de la mujer no empieza a estar más presente hasta la época del Renacimiento y la Ilustración – y, aun así, con los condicionantes de la época -. En nuestro país existen autoras como María Cambrils que se convirtieron en pioneras del camino por la autonomía y la figura de la mujer.

 

Nacida en Valencia a finales del s.XIX, fue una de las primeras mujeres colaboradoras de prensa, ejerciendo como redactora y publicando artículos en “El Socialista”, “El Mundo Obrero”, “La Lucha de Clases”, entre otros.

En 1925, publica “Feminismo socialista”, obra dedicada al fundador del Partido Socialista Obrero Español, Pablo Iglesias. Esos mismos textos, además, estaban prologados por Clara Campoamor, política e integrante de una importante red de contactos feministas de aquellos años.

Para Cambrils, la igualdad de género era esencial para lograr la igualdad de clases

Para Cambrils, la igualdad de género era esencial para lograr la igualdad de clases; y, en consecuencia, creía que no se podía ser socialista sin ser feminista. De hecho, en esa línea de clarividencia y siempre adelantada, ya en aquel tiempo denunciaba la violencia que existían dentro de algunos hogares.

En 1992, la Asociación Clara Campoamor de Bilbao reeditó su obra y en 2015, Rosa Solbes, J. Miquel Almela y Ana Aguado publicaron “María Cambrils: el despertar del feminismo socialista. Biografía, textos y contextos”, dando así a María Cambrils el lugar que le corresponde en la historia, ya que hasta el momento su notoriedad dentro del campo no se percibía, incluso llegando a cuestionarse que su vida y obra hubiera podido ser protagonizada por un hombre.