Autor

Marie Curie, ¿algo que objetar?

El Premio Nobel y el Premio Planeta son dos de los premios más prestigiosos en sus respectivos campos: el Nobel es un premio internacional otorgado por logros en física, química, medicina, literatura y la promoción de la paz, mientras que el Premio Planeta es un premio literario español que se otorga anualmente a una novela inédita.

Si bien ambos premios han sido otorgados a numerosas figuras femeninas a lo largo de los años, el porcentaje de mujeres ganadoras en comparación con los hombres sigue siendo bajo.

Marie Curie fue la primera mujer de la historia en recibir un Premio Nobel en el año 1903. Desde su creación en 1901, solo 58 mujeres han sido galardonadas, lo que representa el 6,2% de todas las personas premiadas. En los campos de la física, la química y la medicina, el porcentaje de mujeres premiadas es aún menor, con solo 3 mujeres premiadas en física, 7 en química y 12 en medicina, en comparación con los 216 hombres premiados en física, 186 en química y 219 en medicina.

En cuanto al Premio Planeta, el porcentaje de mujeres ganadoras es ligeramente más alto, pero aún así sigue siendo bajo. Desde su creación en 1952, solo 14 mujeres han sido galardonadas, lo que representa aproximadamente el 18% del total. El premio ha sido otorgado a un total de 78 autores, de los cuales 64 son hombres y 14 son mujeres. Esta cifra es aún más preocupante si se considera que la mayoría de las personas lectoras y escritoras en español son mujeres.

La ciencia, la literatura y otras áreas no están exentas de la problemática que supone la desigualdad de género y, a pesar de que se han realizado avances en la lucha por la igualdad de género, los datos demuestran la falta de equidad, reconocimiento y oportunidades que han tenido las mujeres en estos campos.

Incluso si argumentáramos que los premios se ofrecen al mérito, el problema arraiga en las oportunidades donde, otra vez, se plantea una desigualdad. La falta de representación de mujeres en estos premios no se debe a la falta de talento o logros significativos en sus respectivos campos, sino que refleja los desafíos y barreras que enfrentan las mujeres en términos de acceso a oportunidades, recursos y reconocimiento.

Caminos para alcanzar la igualdad en el reconocimiento.

En el caso de los premios Nobel, se debe trabajar en la implementación de medidas que promuevan la equidad de género, como la creación de comités de selección más inclusivos, que promuevan la diversidad y la igualdad de género.

Otras maneras de fomentar la igualdad son: la promoción de la participación de las mujeres en la ciencia y la literatura, enriqueciendo estas áreas; reconocer el valor del trabajo de las mujeres y aportando las mismas oportunidades laborales; e implementar políticas y programas que apoyen la igualdad, eliminando las barreras que las mujeres enfrentan en estos campos y promoviendo la diversidad y la inclusión.

La igualdad de género debe ser abordada de manera integral, no solo en el ámbito de los premios literarios y científicos, sino en todos los ámbitos de la sociedad. Es importante que se promueva la inclusión y la diversidad, para que todas las personas tengan las mismas oportunidades de desarrollar su potencial y alcanzar sus metas.