Autor

Entre Surrealismo y Crítica Social: Conejo Maldito de la surcoreana Bora Chung

El libro Conejo maldito es una colección de relatos cortos que combina elementos de ciencia ficción, fantasía, suspense y crítica social, compuesta por 10 cuentos que es creación de la escritora surcoreana Bora Chung. Aparte de escribir, Bora también es traductora de lenguas eslavas, con un doctorado sobre literatura en la Universidad de Indiana.

Conejo maldito fue finalista en la categoría internacional del Premio Booker 2022 y, posteriormente, en 2023, llegó a la lista final de los candidatos al Premio Nacional del Libro en la categoría de traducción, consolidando la reputación internacional de Bora. Su obra ha sido traducida a múltiples idiomas y publicada en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, Japón, China y otros.

Las mujeres centran gran parte de los relatos de Conejo maldito, quienes son tanto protagonistas como víctimas. En su obra, Bora Chung utiliza estilo surrealista para retratar las vivencias de las mujeres en la sociedad patriarcal de Asia Oriental: madre devorada por las tareas domésticas, mujer soltera incapaz de concebir por sí sola, y chica explotada por sus parientes masculinos… A través de relatos grotescos, se revelan las profundas desesperanzas y dolores íntimos de las mujeres asiáticas. El Diario Nacional de Corea ha evaluado esta obra diciendo que: “dentro de un contexto de fantasía surrealista y de ciencia ficción, se encuentra una crítica contundente al capitalismo y transmite un pensamiento feminista”.

“Es usual ver mujeres que trabajan como cajeras de supermercado tienen títulos universitarios, doctorados, hablan idiomas, pero no pueden aspirar a otros trabajos porque sus vidas estuvieron interrumpidas durante cinco o diez años, desde que nació el bebé hasta que ganó cierta autonomía”, explicó Chung preguntada por una periodista de Télam. “Esta es la realidad a la que me enfrenté cuando yo tenía 20 años. Era consciente de eso, pero no lo suficiente para formar una opinión, por lo que se trataba de un miedo muy vago que tenía sobre si quería seguir con mi vida profesional o seguir la conducta de una mujer biológica. El miedo que tenía era tal que escribí historias sobre eso”, dijo la autora.