Autores

,

El futuro de la Igualdad: ¿qué políticas de Igualdad llevaban los partidos en sus programas electorales?

Las mujeres y las personas del colectivo LGTBI, es decir, más de la mitad de la población de nuestro país, tenemos mucho que perder si se forma un gobierno con la derecha y la ultraderecha. El futuro de nuestros derechos, el acceso a las oportunidades, nuestro derecho humano a una vida libre de violencia y el principio de igualdad están en riesgo.

El futuro de la igualdad de acuerdo con los partidos políticos

El feminismo y el colectivo LGTBI han luchado, protestado en las calles, escrito manifiestos, elaborado políticas, teorizado y arriesgado sus vidas para conseguir derechos, igualdad, reconocimiento, redistribución y respeto. Hemos querido resumir algunos aspectos de las medidas en materia de igualdad que han propuesto los partidos en sus programas electorales, para que nos sirva de guía a la hora de vislumbrar el futuro de unos derechos que determinan la calidad de nuestra democracia.

En este momento en el que ya se han celebrado las elecciones, todavía no existe una respuesta clara sobre qué partidos van a conseguir llegar a un acuerdo que les permita poder gobernar. En la siguiente tabla recogemos algunas de las medidas feministas más importantes que se han estado debatiendo a lo largo de la campaña política e incluimos la posición de los principales partidos políticos de acuerdo con su programa electoral.

* Vox incluye una medida específica de su programa que hace referencia a la protección de las víctimas de violencia de género. Sin embargo, se contradice con el resto de su programa en el que incluye la eliminación de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer o la Derogación de la Ley 1/2004 de Violencia de Género.

Mientras que el Partido Popular opta por no hacer mención en su programa a la mayoría de los temas recogidos, su aliado principal Vox se posiciona abiertamente en contra. Un ejemplo es el Ministerio de Igualdad o las cuestiones relacionadas con la Violencia de Género. Vox especifica entre sus medidas: “suprimiremos el Ministerio de Igualdad y en su lugar crearemos un Ministerio de Familia” o “Derogaremos la Ley de violencia de género y de toda norma que derive de la teoría de género, que atente contra la presunción de inocencia o establezca tribunales de excepción según el sexo del agresor o la víctima”. También en temas como el aborto se posicionan en contra alegando que eliminarán “las ayudas públicas a aquellas organizaciones que promuevan prácticas contrarias al fomento de la vida desde su concepción”.

De la misma forma, en su programa incluyen la derogación de la Ley de Eutanasia y la Ley del aborto libre alegando que eliminarán “el faso “derecho al aborto” y defenderemos el derecho a que toda mujer embarazada pueda acceder a un protocolo de información permanente”. Estas medidas atentan de forma clara y evidente contra los derechos y la salud de las mujeres. Es importante no dar por hecho derechos que hemos conseguido desde el feminismo, ya que en este momento estamos viendo a países como Estados Unidos dando pasos atrás en la garantía de los derechos de las mujeres como es el caso del aborto. En consecuencia, si este derecho no se ampara, las mujeres que no se puedan permitir ir a otro país a abortar, se verán obligadas a tener abortos en clínicas clandestinas donde la seguridad de las mujeres pasa a segundo plano.

En contraposición con estas medidas que parecen distópicas encontramos programas feministas que recogen medidas que sí nos harían avanzar en materia de igualdad. Entre las medidas de Sumar se incluye una protección para las personas LGTBIQ+ refugiadas y migrantes y la “defensa del principio de autodeterminación y libre desarrollo de la personalidad y la autonomía corporal de las personas trans, intersex y no binarias”. Además, tanto el PSOE como Sumar en materia de diversidad prometen protección a la memoria histórica LGTBIQ+.  En el programa del PSOE incluyen: “la conservación de la memoria del sufrimiento y la lucha del colectivo a través del centro documental de memoria histórica”.

Los resultados de las elecciones nos han demostrado que a grandes rasgos la ultraderecha en España no tiene tanta fuerza como en otros países, ya que Vox y el Partido Popular no han conseguido superar en conjunto la mayoría absoluta. La realidad que se está barajando es que si no se llega a ningún pacto cabe la posibilidad de que no se pueda gobernar y haya que repetir elecciones. Por ello, es importante que de ser así recordemos todas las medidas y derechos que están en juego para las mujeres y las personas LGTBIQ+.  La izquierda no debe desmovilizarse ya que la formación de un gobierno comprometido con la igualdad es la única garantía para proteger y mejorar la democracia.